Seleccionar página

Siempre decimos que los datos son el mayor patrimonio de una empresa. Un CRM agil es una herramienta para almacenar datos y aprovechar la información que nos proporcionan. Muchos clientes se preguntan por la seguridad de sus datos en un CRM ágil.

Seguridad de los datos en un CRM

Una de las ventajas de trabajar con aplicaciones en la nube es precisamente que se pueden olvidar de hacer copias de seguridad. La seguridad de los datos en un CRM ágil la provee la propia empresa. Si perdemos nuestro ordenador por deterioro o sufrimos un robo, podemos recuperarlos inmediatamente. 

seguridad de los datos en un CRM agil

Pero ¿qué pasa si es nuestro servidor el que se deteriora?

Esta posibilidad la solucionamos con redundancia de sistemas: para dar mayor seguridad, tenemos preparado otro servidor totalmente independiente. Es un servidor distinto, con un nombre diferente, con proveedor diferente en comunicaciones, en dominio y en empresa de hosting. Y se encuentra en una ubicación distinta del primero, en otro CPD.

Al no tener ninguna relación con el servidor activo ahora mismo (lo llamaremos servidor 1), el Servidor 2 está listo para funcionar en cualquier momento: la intención es que si falla cualquiera de nuestros proveedores ponemos a funcionar otro servidor en otro lugar y nuestros clientes no tendrán más problema que el tiempo imprescindible de arranque. Sus datos estarán a salvo y accesibles: así podrán seguir gestionando sus datos en el CRM ágil con total seguridad.

¿Qué datos del CRM almacena el servidor?

Todo programa, también el CRM ágil, se compone de datos propios. Cada vez que un usuario de nuestros clientes hace un click en cualquier pantalla se produce un cambio que hay que guardar.

El programa en todo momento está actualizado en los dos servidores, con una copia adicional en nuestros ordenadores.  Cada cambio se envía a los dos para que poner a funcionar el servidor sea instantáneo.

La base de datos es donde se encuentra toda la informacion de los clientes: facturas, empresas, visitas… la base de datos es mucho más compleja. Está cambiando continuamente, con todos nuestros clientes trabajando a la vez con el CRM en sus empresas.

¿Y si se va la luz?

Puede que no podamos guardar los datos que has introducido hace un minuto, pero hacemos copia de la base de datos de nuestro servidor principal al de respaldo tres veces al día, de forma que ante una caída grave (un apagón, una inundación o cualquier catástrofe) se recupera la última versión y se pierden muy pocas horas de trabajo. La seguridad de los datos con el CRM queda a salvo.

Guardar nuestros datos fuera, externalizados, supone un extra de tranquilidad para el cliente. No hay ninguna razón que justifique que se pierda ni un solo dato.