Seleccionar página

¿Cuánto hace que no revisamos el CRM ágil del equipo comercial de esa provincia? Sí, es una frase muy dura para un blog que vende CRM ágil… Pero alguien tiene que decirlo. Si utilizamos un programa CRM para gestionar una gran empresa, no basta con tenerlo. Hay que alimentarlo. Y aunque parezca una obviedad, a menudo la gerencia se olvida de ello.

Por alta que sea nuestra posición en la empresa, siempre podemos aportar algo al día a día de nuestros equipos comerciales. Siempre hay algo que podemos mejorar. Tenemos grandes responsabilidades, pero nuestros jefes de zona y el personal agradecerán que estemos atentos. ¡Para eso está el CRM!

mejorar la gestion de datos de clientes

Mejorar la gestión de clientes con CRM

Repasar los contactos

No vamos a «pisarle» el trabajo a los comerciales ni a los líderes de equipo. Ellos son los que trabajan cada día con esos datos de clientes. Pero, ¿sabemos qué perfiles de cliente están manejando este trimestre? Podemos leerlo en los informes, pero siempre viene bien leerlo en el historial de los clientes.

Esto no es espionaje, es compartir información. Y la información de clientes es el mayor patrimonio de nuestra empresa. ¿Sigue esta persona trabajando ahí? Y sobre todo ¿es el contacto con necesitamos? Esto nos ayudará tanto a mejorar la gestión de datos de clientes como a prevenir frustraciones a largo plazo. Hay pocas cosas más desesperantes para cualquier comercial que tener contactos muertos.

Tu e-mail puede engañarte: no confíes en él

¿Cuánto hace que no enviamos un correo de parte de la gerencia? Nuestros clientes lo agradecerán. Hablémoslo con marketing y ventas primero, eso sí. Ya de paso nos servirá para darle un buen repaso a nuestro historial de correos, que forma parte de la ficha de cliente del CRM ágil.

Los rebotes del correo electrónico nos sirven como barómetro para mejorar la gestión de datos de clientes. Por eso nos conviene recibir esos rebotes en una cuenta que revisemos frecuentemente. Así podremos comprobar la calidad de nuestra base de datos, aunque pueda ser incómodo una vez a la semana.

Repasar la estrategia de gestión de datos

Igual que planificamos los stocks, las ventas y el marketing, debemos desarrollar una estrategia de gestión de datos comerciales si queremos mejorar ésta. ¿Estamos registrando toda la actividad de nuestra empresa en el CRM online? Quizá descartemos, por ejemplo, las visitas y clicks de nuestra newsletter. Y sin embargo, las newsletter son una forma de contacto comercial que nos dice cómo va la comunicación de nuestro negocio.

Poner al día las tecnologías de la empresa

Cada empresa necesita un CRM a la medida de sus necesidades y de sus momentos. Una empresa más compleja necesitará un CRM más complejo. Otra, un CRM con gestión de stocks. Otra necesitará una conexión con TPV y otra módulos extra como gestión de cobros. Lo mejor es ponerse en manos de los profesionales y determinar qué necesitamos en cada etapa de desarrollo de nuestro negocio.

Reporting in situ

¿Qué significa esto? Algo tan simple como esto: anotar los datos comerciales siempre en el momento. Si queremos mejorar la gestión de datos de clientes de nuestra empresa no podemos esperar a ese día que no va a llegar. Esto es especialmente importante para datos de detalle. Alguna cosa que nos han dicho por teléfono, una compra extra… Aspectos que pueden marcar la diferencia entre cerrar una venta o no. Sobre todo en el medio plazo.