Seleccionar página

Algunos empresarios nos dicen que utilizar un CRM ágil para gestionar sus equipos de ventas les llevaría demasiado tiempo. Estar ocupado se ha convertido en uno de los mitos del mundo empresarial. Pero un CRM ágil nos ayuda precisamente en la gestión del tiempo, algo fundamental en empresas grandes.

Estar ocupado no significa ser productivo. Y aunque debemos estar preparados para resistir la presión, estar y sentirse permanentemente ocupado, sin tiempo para nada más que para «ir de culo», suele ser síntoma de un problema de organización… y a veces, postureo.

gestión del tiempo en grandes empresas crm agil

Ganar felicidad dirigiendo a 100 personas

¿Es posible «dejar de estar ocupado» cuando tienes a tu cargo a diez o 40 equipos de ventas? La única herramienta para dejar de estar muy ocupado y empezar a ser productivo es la confianza. Debemos generar confianza entre nuestros equipos. El CRM agil sirve para crear cohesión, incluso en equipos comerciales de más de cien personas.

Acciones a corto plazo para disminuir el estrés

1.- Distinguir entre prioridades y objetivos. Nuestro objetivo último es vender más. Para ello tenemos objetivos a corto, medio y largo plazo: consolidar una zona determinada o promocionar un producto. Pero los objetivos definen nuestras estrategias, mientras que las prioridades ordenan el trabajo del día a día.

2.- Decidir qué delegar antes que en quién. No podemos dirigir personalmente todo en nuestra empresa. Hay tareas que sólo podemos hacerlas nosotros, y otras que haremos mejor en equipo. Ser productivo implica hacer nuestro trabajo lo mejor posible, no hacer todo el trabajo. Si resolvemos nuestras tareas es probable que nuestras funciones de equipo se hagan antes y mejor.

El CRM agil para gestionar grandes equipos de ventas nos permite desarrollar un trabajo eficiente sin perder tiempo.

3.- No tener miedo. No debemos tener miedo de decir NO. Las urgencias deben ser atendidas, pero no por encima de lo importante. También los jefes de equipo deben estar dispuestos a que nuestra gente nos diga que no: eso significa que valoran el trabajo que hemos puesto en sus manos.

4.- Dedicar tiempo a prevenir. Las urgencias también serán menos urgencias, y menos frecuentes, si dedicamos un tiempo cada semana a prevenir situaciones en equipo. Una buena gestión de nuestro mail marketing y nuestro calendario nos puede ayudar: si sabemos que se avecina una promoción, podemos resolver las visitas pendientes antes del envío de correos.

5.- Defender nuestra vida familiar. Estar muy ocupado no sólo nos convierte en personas menos productivas, también afecta a nuestra salud y a la de nuestra vida personal. El círculo del estrés nos impedirá realizar bien nuestro trabajo y nos afectará emocionalmente. También en estos momentos podemos y debemos decir NO: salvo los inevitables picos y cierres, aprovechar bien el horario laboral es nuestra obligación y nuestro derecho. Calentar la silla y salir después de cenar sin haber terminado ninguna tarea es improductivo y da una pésima imagen tanto del trabajador como de la empresa.