Seleccionar página

Cuando gestionamos múltiples equipos comerciales podemos invertir en nuevas zonas de negocio, pero también crear equipos específicos. Un equipo de prospección, o equipos dedicados a la fidelización de clientes y seguimiento. Esta especialización es fundamental para las grandes empresas. El uso de CRM ágil facilita la especialización de los equipos comerciales.

fidelización de clientes crm agil

Fidelización de clientes con CRM ágil

La primera razón de de cualquier comercial es encontrar clientes, pero la clave para que una empresa pueda seguir creciendo es fidelizar clientes. Convertir nuestros productos y servicios en su primera opción. Pasar de buscar a nuestros clientes para que nuestros clientes nos busquen.

Pero ¿cuáles son las claves de la fidelización de clientes? Las grandes empresas solemos tener programas de fidelización, clientes clasificados… Toda una base de datos. La apuesta del CRM ágil es convertir esos datos en estrategias.

¿Cómo fidelizar clientes en grandes empresas?

Puntos, regalos, incentivos… los programas tradicionales de fidelización de clientes pueden ser caros y farragosos. Y según varios expertos ni siquiera tienen ya el tirón de hace unos años. La mejor fidelización de clientes es la que inspira la confianza del cliente. El CRM ágil nos ayuda a convencerle de que le entendemos, le tenemos en cuenta.

Fidelización de clientes no significa otra cosa que trabajar, estudiar y cultivar esa base de datos, por un lado; y cuidar, respetar y conocer a los clientes que la forman por otro. Antiguos o nuevos, grandes o pequeños, todo cliente quiere sentirse respetado. Exactamente igual que nosotros.

Por eso es importante tener un equipo comercial dedicado expresamente a la fidelización de clientes tiene que ser escuchar.

Dos tercios de los clientes que las empresas pierden al año lo son por indiferencia de la empresa; el otro tercio, por una insatisfacción que la empresa no supo resolver. Ningún estudio de mercado puede superar al contacto personal. Los expertos de la Escuela de Negocios ISADE lo definen como marketing emocional: Un trato más cercano con el cliente, y la humanización de nuestra relación con él, pueden ser factores muy sólidos de fidelización.

También tratamos de conocer y valorar el entorno de nuestros clientes: fidelización de clientes  también significa saber qué les gusta más allá de «qué compran«. Implicarnos, en definitiva: promocionar una causa en la que creen, participar en eventos que organizan los clientes (y aprovechar para una visita o un café), o crear eventos específicos para nuestros clientes veteranos. Prácticas que un equipo especializado en fidelización de clientes puede aprovechar fácilmente sin tener que hacer grandes inversiones de dinero y recursos, siempre que tenga bien organizada y estudiada su base de datos comercial.